lunes, 4 de agosto de 2014

Reseña: La luz de Candela, Mónica Carrillo






DATOS DEL LIBRO



Número de páginas: 320
Encuadernación: Tapa dura con solapas
Editorial: Planeta
ISBN: 9788408127307
Año de edición: 2014
Precio: 19,50€

SINOPSIS


¿Qué ocurre cuando nos enamoramos de una persona que sabemos que nos va a complicar la vida?

Candela es una fotógrafa a la que un día se le cruza el amor y la atropella, poniéndolo todo patas arriba. Y ya nada será como antes. El responsable de ese torbellino es Manuel, un joven modelo con el que vivirá una historia de amor tan fascinante como adictiva. La emoción de los primeros besos, la complicidad, la pasión. Pero también la angustia de quien no recibe todo lo que da. La cara y la cruz del amor. Porque la vida sigue, siempre sigue...


OPINIÓN PERSONAL


Supe de este libro desde que salió a la venta. Además, vi numerosas entrevistas de la autora y #microcuentos que aparecían en el libro. Pero no fue hasta que en mi ciudad, que es su ciudad natal también, vino a firmar en El Corte Inglés. La luz de Candela me había llamado la atención desde el principio; la sipnosis, la portada con las burbujitas, lo bien que hablaban de él... Lo compré, fui a la firma y esa misma noche abrí el libro -con su característico olor- y comencé.

Candela es fotógrafa. Candela es joven, llena de vida, inteligente... hasta que se enamora perdidamente de Manuel, un joven, y guapísimo, modelo, al cual conoció en una sesión fotográfica.

La luz de Candela comienza con Candela -siempre narrando en primera persona- contando su historia de amor -ya finalizada- entre ella y Manuel, en forma de cartas. Casi toda la novela está narrada por Candela, excepto algunos capítulos que están narrados por amigas de la protagonista: Jimena, Malena, Berta y Calorina.  

La novela está narrada de forma muy sencilla y ágil. Entre capítulo y capítulo la autora nos maravilla con pequeños #microcuentos como:

''Y que cada vez que me pasa algo
pienso que te lo estás perdiendo
y que cada vez que se me pasa
pienso que te estoy perdiendo''

La autora usa un lenguaje poético, fresco. Con diálogos escritos desde la inteligencia y elegancia. Y muchas referencias y citas sobre películas, libros y letras de canciones -eso es algo que me ha encantado-. Otro aspecto de la novela que me ha gustado ha sido la brevedad de los capítulos.

La luz de Candela habla sobre una relación con mucha ilusión al principio y muchísimas desilusión con el paso del tiempo. De una relación donde sólo una persona da lo mejor de sí misma y más. Donde se entrega. De como a veces nos aferramos con uñas a algo irreal, a algo que no va a funcionar pero te niegas a perder.

La luz de Candela es un precioso canto a las emociones, una delicada novela llena de sensibilidad, con un inmejorable final.